Un amor de verdad en un mundo de fantasía, relatos, relatos cortos, poemas, poesias, relatos breves, microrrelatos, chistes, refranes, historias, anecdotas, frases, citas, piropos

www.relatos-cortos.es 

  • Tamaño del texto

Un amor de verdad en un mundo de fantasía

El tiempo cada vez se me hace más largo y no puedo tenerte junto a mi, dichosa soy por poderte pensar y saber que existes en mi mente. No hay un solo día que recorra el mismo camino junto al mar y gritar tu nombre en silencio. Pido siempre a la vida que no te aparte de mis sueños, ya que eres el que me mantiene viva y con deseo de que algún día, nuestros destinos se encuentren sin buscarlo. La soledad en este mundo cada vez se pronuncia más y todo aquello que echamos de menos, no vuelva y se esfume como el humo en el aire.

¿Cómo se puede querer a alguien que jamás has visto?, es difícil pero cuando el corazón palpita es que te llama para ir en su busca, son como pequeñas coordenadas que solo nuestra mente puede descifrar sin hacer ninguna operación matemática. Cuando te sueño siempre se repite la misma escena, unos cuerpos que se buscan y al final se encuentran, unos labios sedientos de besos, miradas que penetran el alma y manos que acarician los sitios prohibidos, mientras la respiración se acelera sin dar lugar a pararse. Ahí se que tú estás conmigo pero dentro de mi mente y cada vez queriéndote más sin poderlo evitar, ¡¡Donde te encuentras mi amor!!, daría lo que fuera por estar abrazada junto a ti y sentir tu calor en mi cuerpo como una llama salvaje que nos envuelva a los dos para siempre. Deseo susurrarte al oído todo lo que verdaderamente siento por ti y que ahora no puedo decírtelo.

Con el tiempo nos daremos cuenta si en realidad estamos hechos el uno para el otro es el único que tiene todas las respuesta para dárnoslas, pero yo me conformo por ahora en pensar en ti viéndonos en nuestros sueños. El mar es el único que sabe cuantas lágrimas han ido cayendo por mi rostro de saber que no puedo abrazarte, sentirte y mirarte a los ojos hasta quedarme ciega. No se cuando esta barrera terminará por romperse, quiero hablarte y contarte cosas que mi corazón ha ido callando por miedo a perderte o a equivocarme con respecto a ti. Quiero que la luna sea testigo de lo que aquí escribo y si algún día muero ella te entregará la carta en mi nombre. Bueno mi noble amor que el destino juegue sus cartas y que nos podamos encontrar para amarnos y nada más.

¡Deja algún comentario! 

Artículos relacionados