Tinder, la revolución , relatos, relatos cortos, poemas, poesias, relatos breves, microrrelatos, chistes, refranes, historias, anecdotas, frases, citas, piropos,relatos tinder,relato tinder

www.relatos-cortos.es 

  • Tamaño del texto

Tinder, la revolución

Hola me voy a describir soy una chica de 30 años normalita k trabaja en una oficina. Bueno lo de normalita es por ser modesta me consideran un bellezon jeje rubia ojos marrones oscuros y 1'69 finita y con unas caderas descomunales ... La verdad no sé de dónde las e sacado puesto que mis padres son muy normales en fin; era viernes yo quería salir de la rutina y los compañeros de la oficina me habían hablado de un bar que estaba de moda entre la gente de la zona y como era nueva en la cuidad decidí ir..

Una vez dentro me kite el abrigo me senté en una mesa apartada y pedí una copa de  vino para empezar mire a mi alrededor y la gente estaba en lo cierto el sitio era bastante agradable, música buena y gente interesante enseguida saboreando la copa pedí otra entonces comenzó en interior una disputa interna. Toda la gente estaba acompañada y feliz yo desde que había llevado a la ciudad no conocía nadie y apenas tenía amigos estando en la oficina un día me hablaron de la aplicación Tinder supuestamente decían que era para ligar o conocer gente nueva pero que estaba diseñada de una forma en la cual no era tan agresivo emitan la saco y en la que podías elegir las personas de una manera más sutil.

Tras un breve trámite descargo la aplicación y enseguida se genera un rango de búsqueda en la cual puedo elegir los kilómetros y empiezo a mirar chicos no sorprende de ver a uno especialmente atractivo que dice la aplicación que está aún menos de 1 km lo elijo y justo El también me eligió .comenzamos a chatear y enseguida nos damos cuenta que estamos muy cerca lo cual me propone tomarnos algo porque está con un amigo seguimos chateando y en pocos minutos aparece en el bar. Es muy atractivo y al principio con un poco de vergüenza no saludamos pero luego todo se desenvuelve de una manera en la cual no había esperado tengo mucho feeling con ellos y su amigo a pesar de ser un poco menos atractivo no deja de ser tan simpático como el vino fue sustituido por  por cócteles que llevaba el vodka horror jaja no se no me acuerdo ya y de repente nos encontramos con que está el bar a punto de cerrar. No sentía muy cómoda con ellos y se ofrecieron a llevarme a casa así que no tenía ningún motivo para desconfiar y decidí que decidí que me acompañara pensaba  pensaba que me iría con Marcos que era el chico con el que primero hecho a ti pero al ver que venían los dos en mi coche tampoco me molestó pues me estaba sintiendo muy a gusto con los dos una vez en el coche Marcos tenía unas cajas en la parte delantera y tuve que sentarme en la parte trasera con su amigo que le vamos a llamar Raúl seguimos bebiendo pues misteriosamente Marcos tenía una botella de vino en la parte trasera de su  de su coche y tras improvisar un sacacorchos con la compra que me había traído yo del bar bebimos hasta llegar a mi casa que está un poco retirada la conversación derivó a vinos y hace poco mi madre me había regalado uno muy bueno y al llegar a mi casa decidí que subieran para tomarnos la última normalmente no soy así pero estos chicos.

El trasmitían bastante confianza y decidí que subieran jamás pensé lo que iba pasar una vez en casa y yo siguiera mostrándose amable y fui a la cocina por las copas Marcos me siguió y de repente me empotro contra la encimera y empezó a restregarse contra mi c*** y rol oído que era una puta y que me iban a follar y volvió al salón sin decirme nada más cuando entra el salón y sorpresa fue ver a su amigo Raúl totalmente desnudo y empalmado  pero su sonrisa y su buena actitud no había desaparecido lo hacía con total normalidad Marcos está vestido y me miraba tan tranquilo y me dijo tranquila el es así y tú actúa tal cual si quieres; estás si estás incómoda nos vamos de aquí ahora mismo yo por mi parte le dije que no me molestaba pues los todo el alcohol ingerido había hecho efecto y nos sentamos los tres en el sofá y seguimos hablando durante una   Hora de temas intrascendente pasó lo que tenía que pasar de repente Raúl volvió sugerir los temas sexuales y Marcos con su cara de bueno volví actuar de manera muy posesiva sujetándome la cabeza y poniéndome la en la p*** de Raúl yo no me negué y mientras se empezó a chupar mis pensamientos vagaban inconexos de un lado a otro pensando o me van hacer un trío . Me sentía muy puto Raúl Raúl gemía y Marcos no perdió el tiempo y bajándome el pantalón comenzó a comerme el c*** mientras yo estaba sentada chupándosela a su amigo Raúl de repente me escupió y me entrenando en el ano mientras me decía te voy a follar puta polla que al principio no supe cómo era pero luego me di cuenta que era muy grande pues me la metió de una sola vez.

¡Deja algún comentario! 

Artículos relacionados