¿Quieres jugar?, relatos, relatos cortos, poemas, poesias, relatos breves, microrrelatos, chistes, refranes, historias, anecdotas, frases, citas, piropos,content

www.relatos-cortos.es 

  • Tamaño del texto

¿Quieres jugar?

Ella encontró una muñeca de regreso del colegio, al verla le pregunte –De quien es eso?- A lo que ella respondió -Me la encontré en la calle- La tome en mis manos y pesaba más de lo normal, dejé que mi hija la conservara, ella siempre la puso en la almohada de su cama, desde que llego había estado escuchando cosas extrañas, era como si una persona pesada se paseara por toda la casa. Una tarde mi hija dejo la muñeca debajo de la almohada, moví la cama de lugar y la muñeca cayó al suelo quebrándose una parte del rostro, de ella callo una ceniza extraña, tome la muñeca y la reparé, mi hija no se dio cuenta, esa noche escuche sonidos más fuertes en la habitación de mi hija, fui a averiguar cuál era la razón de tal sonido y conforme me iba acercando a la habitación escuché como una persona susurraba una canción de cuna, abrí la puerta lentamente y observé a una anciana que dormía con mi hija abrazándola, corrí rápidamente hacia mi hija y la tome, ella asustada me preguntó que había pasado, pero cuando volví a ver la cama y no había nada, yo respondí a mi hija muy confundida –Nada, vuelve a dormir- me fui a mi habitación aún pensando lo que había visto y al entrar a mi habitación ví una figura misteriosa que estaba sentada en el piso con una vela encendida. Era la anciana, y estaba jugando con la muñeca, ella me miro y tenía los ojos completamente blancos y me pregunto con una voz demasiado terrorífica -QUIERES JUGAR?- Con temor dije que no, ella volteo su mirada y se esfumo, la vela se apago y solo quedo la muñeca en el suelo, al día siguiente tiré la muñeca a la basura, mi hija siempre me preguntaba que había pasado con su muñeca, yo le respondía que la estaba guardando para cuando ella fuera mayor. Al pasar el tiempo mi hija fue olvidando la muñeca. Años después, cuando mi hija había cumplido 18 años sucedió algo mas, por la noche todo estaba tranquilo, subió a su habitación después de una larga fiesta de cumpleaños, eran cerca de las 3 de la madrugada, subí para despedirme de ella e irme a dormir, al llegar la vi en total oscuridad y viendo por su ventana, me acerque a ella y me dijo -Mamá pensé que lo olvidarías- Le pregunté de qué hablaba, ella se dio la vuelta y tenía la muñeca en brazos y con una sonrisa bastante macabra me preguntó -QUIERES JUGAR?- En ese momento me desmayé, al día siguiente mi hija me pregunto qué me había pasado, muy asustada y confundida dije –La-la muñeca!- Ella me mostró la muñeca algo confundida, fue entonces cuando le conté la verdad sobre todo lo sucedido y comenzamos a investigar, encontramos información sobre la muñeca , un hombre que vivía allí hace tiempo nos respondió lo siguiente -Esa muñeca pertenecía a una anciana bruja que fue quemada y enterrada en su misma muñeca, esperando que su espíritu fuese libre para atormentar la vida de los demás, ya que si ella encuentra un cuerpo en el cual reposar esa persona seria poseída por la bruja- Toda esa información nos dio muchas respuestas a nuestras preguntas y nos llevó a quemar la muñeca muy lejos de casa, mi hija jamás subió a su cuarto de nuevo.

Esta es una advertencia antes de guardar cualquier muñeca que pudieran llegar a encontrar.

¡Deja algún comentario! 

Artículos relacionados