Las fuentes del río Algar, relatos, relatos cortos, poemas, poesias, relatos breves, microrrelatos, chistes, refranes, historias, anecdotas, frases, citas, piropos

www.relatos-cortos.es 

  • Tamaño del texto

Las fuentes del río Algar

Autor Eric Moreira Pérez

Un grupo de senderistas se refrescan en la laguna del rio Algar
la pequeña cascada de agua cae sobre su espalda al deslizar
los elfos y algunas hadas habitan el maravilloso lugar
donde la magia del entorno te puede llegar a alcanzar.

Una peque construia barcos de madera y en la laguna los hacia navegar
con un mando a distancia ella los podia hacer girar y manejar
en un mundo magico de piratas del caribe podia imaginar
con su mente concetrada en un pensamiento lo podra materializar
las algas del fondo de la laguna se movian por e vaiven del agua sin parar
peces de colores nadaban por las profundidades sin parar de respirar.

La peque se puso a bucear y encontro piedras de multicolores
en su escuela se las enseño al director y a ambos profesores
mientras en la laguna aparecieron algunos pescadores
para pescar la sabrosa gula de la zona del noroestes
siempre que las condiciones sean favorables y imprescindibles
a un pescador se le cae una insigna despegandose los imperdibles
llevando años de sabiduria y evolucion a tiempos inservibles
de repente ven una sombra, un espectro de color gris invisible
los pescadores salieron corriendo como alma lleva al diablo
era la peque disfrazada para salvar a los animales acuaticos
que se lo agradecieron de un mondo muy simpatico
el clima se volvio muy estraño, diria atipico
un pato se comio un caracol con el pico
un perro lamio la espanda del pato con el ocico
aparecio un galan y caballero chico
buscando deseperadamente a su esposa que se fugo con un rico
la peque se fue para su hogar a la una y pico
su mascota se le hacerco sigilosamente para darle un bico
resulta que la peque se desperto abrazada a su perro a las cinco
el director del colegio pide una explicacion por no aver asistido
me quede dormida maximo comun divisor perdone haora me abras visto
que no vuelva a ocurrir te regalo un despertador con el rostro y los gritos de Risto.


Fin

¡Deja algún comentario! 

Artículos relacionados