La visita de MC, relatos, relatos cortos, poemas, poesias, relatos breves, microrrelatos, chistes, refranes, historias, anecdotas, frases, citas, piropos

www.relatos-cortos.es 

  • Tamaño del texto

La visita de MC

La alerta fue universal, apenas pudimos digerirlo, y sin más se nos marcó la fecha de nuestro funeral, dijeron que un cometa de grandes dimensiones colisionaría con la Tierra, el cometa C/2006 P1, que simpático código, me recuerda a aquel robot dorado de La Guerra de las Galaxias y no quiero hacer ningún símil. Como iba diciendo esta piedrita se llama para los amigos McNaught el primo de McDonals, ¡uy! perdón por esta sarcástica broma, es que estoy algo nervioso. Bueno sigo con la explicación; este inesperado visitante tiene unas dimensiones algo considerables, un tamaño, que no destruiría el planeta sino a sus habitantes, que no es poco y para más inri lo desplazaría de tal manera que se produciría un cambio climático de esos que se partiría el culo al escuchar el famoso Calentamiento Global, o sea Global Warming que es como dirían los guiris.

Sinceramente me esperaba la extrema reacción de la humanidad, por llamarla de alguna manera; pocos días trascurrieron tras el aviso para que millares de suicidasen, en este caso siempre hay que tener en cuenta la altura para no darse como diríamos en mi tierra un buen pencazo, otros como bestias sin conciencia asaltaron comercios, ¿en busca de qué?, realmente no sé qué se puede encontrar en un comercio que pueda salvarte del fin del mundo, tal vez un paraguas, eso sí, que no sea chino, otros construyeron cutres bunkers con alguna extraña esperanza, en cambio yo me he comprado toda la saga del “El Padrino” en versión extendida por supuesto, una gran cantidad de cervezas de las más baratas y muchos paquetes de patatas fritas. Ole por mí y mis...

Por extraño que parezca no me ha quitado el sueño, solo tuve que dedicar un instante de reflexión para entender que en cualquier momento se puede acabar nuestra vida, como decía alguien “nacer es empezar a morir”, o sea “carpe diem” y a vivir lo que nos queda de vida, ¿y qué mejor que verse la saga más increíble de la historia del cine?

Quedan pocos minutos, ya se ve a lo lejos el colega Mc dejando atrás una gris estela mientras algunos histéricos gritan como si les amenazasen con un arma, yo por mi parte he cogido del congelador una terrina de helado de chocolate con trocitos, que es lo ideal para esta ocasión y me la voy a zampar toda.

Treinta segundos, veinte, tres, dos, uno y….

El simpático cometa “Me Cago en sus muelas” se desvía y pasa por los pelos, ahora que lo pienso, esto se merece otra cerveza fresquita.

¡Deja algún comentario! 

Artículos relacionados