La clave etérea Capítulo 6, relatos, relatos cortos, poemas, poesias, relatos breves, microrrelatos, chistes, refranes, historias, anecdotas, frases, citas, piropos,relatos cortos etereos,relatos de aventura cortos,la clave eterea capitulo 7,https://youtu.be/Ss0kFNUP4P4 en español,cuentos cortos en clave ,contraseña eterea?

www.relatos-cortos.es 

  • Tamaño del texto

La clave etérea Capítulo 6

CAPÍTULO 6.- La fiesta continúa

Después de pensar durante un rato que significaría exactamente aquella ultima revelación apareció Lani, le pregunte por la chica de Jack, pero me dijo que ambos estaban “hablando”, en el baño privado, no le di muchas vueltas al tema ya volverían, me senté con ella en uno de los sofás de la sala y nos pusimos a hablar, la música iba cambiando, normalmente eran canciones rápidas pero de forma aleatoria surgían pequeñas dedicatorias de parejas o amigos.

- Qué bonito eso de dedicar canciones – empezó a decir Lani
- Si, aunque las canciones dedicadas a veces…, no son precisamente muy bonitas
- ¿Qué dices?, si en una canción te llaman perra, y te dicen que te van a poner a cuatro patas, a mi personalmente me enamoras - dijo con tono de sarna
- ¿De veras?, vamos a comprobarlo pues – dije dando un salto del sofá, y marchándome de la habitación.

Mientras salía, podía escuchar a Lani gritar que no lo hiciera, que era tonto, eché la vista atrás y pude ver como hacia un mohín y se tiraba al sofá de golpe, yo entre risas salí de la habitación y me encamine a la pequeña sala del DJ, me miró y señalando una libreta me dijo, escribe la dedicatoria y la hora ahí, supuse que era otro de los servicios VIP, apunte la canción, y el tiempo en 5 minutos mas tarde, y me dirigí a la habitación, me senté al lado de Lani y hable:

- Bueno ahora en un momentito sonara la dedicatoria
- …
- ¿No me piensas hablar? – pregunte riéndome – ha sido cosa tuya pequeña Lani.

Entonces los altavoces de la sala se pusieron cada vez mas en silencio, hasta un tono de música bajísimo, y el DJ comenzó ha hablar con voz grave y tranquila:

Bueno chicos y chicas, tenemos una dedicatoria algo especial, es de Dex, y se la manda a Lani, va con una pequeña canción, espero que os guste: “Por esos momentos en los que una simple mirada hace que olvide todo, que una sonrisa hace que tiemble hasta lo más profundo de mi ser, por todo y por nada, por ser tú ahora y siempre. Gracias”

Mientras leía la dedicatoria, empezó a sonar “I Don't Wanna Miss a Thing” *, la canción que había puesto en la dedicatoria, no era una canción que encajara para nada con la temática del local esa noche, pero era VIP, de algo tenia que servir pensé, justo en el momento de terminar de leer comenzó la letra de la canción, Lani seguía sin mirarme y yo permanecía quieto mirándola, me levante del sofá, me puse delante suyo y haciendo una reverencia mientras cerraba los ojos, hablé:

- ¿Me concedería usted este baile joven dama?- en ese momento note como cogia mi mano y me levante, sin mirarla la lleve hasta el centro de la sala y entonces me di la vuelta para bailar, ella se tiro a mi cuello y me abrazo fuertemente.
- Gracias, idiota – dijo entre sollozos

[*]
Canción: http://youtu.be/Ss0kFNUP4P4
Letra (Español): http://www.musica.com/letras.asp?letra=1124260 

Y ahí estaba yo bailando abrazado con Lani, mientras ella lloraba a moco tendido sobre mi hombro, entonces aflojo un poco su abrazo, la aparte de mi y pude ver como con una sonrisa de oreja a oreja caían lagrimas por sus mejillas.

- Siento que mi gusto musical no sea muy bueno pero tampoco es para llorar - dije mientras pasaba mis dedos por su mejilla y limpiaba una de sus lagrimas – la próxima vez pediré las que tanto te gustan.

Continúe mirándola durante unos segundos, observando sus llorosos ojos verdes mirándome, entre sonrisas y miradas fuimos acercándonos cada vez mas hasta que nuestras narices se tocaron suavemente, mis manos cogían sus caderas y su cuerpo pegaba contra el mío, podía notar su aliento en mi cara, y sus ojos clavados en mis labios la agarre mas fuerte y la acerque a mi buscando sus labios.

Noté sus labios junto a los míos, solo una décima de segundo antes de que Jack entrara haciendo ruido junto con Alexis, ambos bastante bebidos, Lani se aparto rápidamente en cuanto escucho el ruido, y yo me quede de pie observando a Jack.

- Chicos, yo me voy ya a casa, me he pasado con la bebida – dijo Jack de forma algo torpe
- Está bien Jack, ¿quieres que te acompañemos?
- No hace falta amigo, tu pásalo bien yo me voy con esta hermosura a su habitación.

Dicho esto ambos se marcharon, Lani estaba sentada de nuevo en el sofá, la música volvía a ser la de siempre y yo opte por sentarme también, la situación a partir de ese momento fue un poco incomoda ambos intentábamos hablar pero todos los temas terminaban de forma repentina con respuestas cortas.

- Ya es tarde, ¿Qué te parece si damos un paseo nos despejamos y luego vamos hacia la residencia? – pregunte
- Me parece una idea estupenda, aquí empieza ha hacer bastante calor.

Dicho esto cogimos nuestras cosas y nos fuimos a la calle, a la salida el portero se despidió de nosotros, ya andando por el barrio la conversación se suavizo, la noche era fresca y el rocío estaba ya en algunas de las plantas de la calle, paré un taxi y nos montamos, llegamos a la residencia rápidamente pues el trafico no era abundante a esa hora, llegamos a la puerta de la habitación, abrimos y efectivamente Jack no estaba ambos entramos y nos pusimos nuestros respectivos pijamas casi sin mediar palabra, cuando yo no podía ver Lani me miraba a mi, y cuando ella no podía verme la miraba yo a ella.

Ambos nos metimos en la cama y deseándonos buenas noches apagamos las luces, cerré los ojos esperando dormirme rápidamente y no ponerme a pensar en lo ocurrido esa noche, no se exactamente si llegue a dormirme o no, pero note un pequeño ruido en el cuarto, todo estaba a oscuras así que aunque abrí los ojos no pude ver nada, entonces una mano acaricio mi cara, note como algo subía a mi cama, y entonces note de nuevo sus labios, suaves y calientes pegados a los míos, note su cuerpo a mi lado y casi tan rápido como empezó también terminó, finalizando así la fiesta de aquella noche.

¡Deja algún comentario! 

Artículos relacionados