La clave etérea Capítulo 3, relatos, relatos cortos, poemas, poesias, relatos breves, microrrelatos, chistes, refranes, historias, anecdotas, frases, citas, piropos,clave de sol,llaves de sol,claves de sol,clave de MI,llave de sol,la clave de sol,simbolo de sol mayor en rosado,sitios romanticos,todas las claves de sol,como fazer clave de sol no teclado

www.relatos-cortos.es 

  • Tamaño del texto

La clave etérea Capítulo 3

CAPITULO 3 - La extraña clave de sol

A la mañana siguiente Lani despertó dando un salto, miro extrañada alrededor y pregunto por el taxi, después de contarle lo sucedido y de que ella se disculpara algo mas de un centenar de veces, optamos por ir a desayunar, Jack salio antes como de costumbre, su guiño al salir me indicaba que iba a desayunar algo mas consistente que un café con leche, Lani por su parte no se dio cuenta de tal detalle.

Fuimos a la cafetería, a las 7 de la mañana no estaba muy transitada por lo que cogimos unos bollos, algo de leche, zumo, etc. esta era una de las cosas mas maravillosas de la residencia, buffet libre en todas las comidas, desayunamos tranquilamente y como de costumbre nos pusimos ha hablar de los planes para el fin de semana, Lani por su parte estaba algo colgada, sus amigas se iban a un concierto privado a una zona poco recomendable de la ciudad y Lani no se atrevía a ir sola por allí con ellas, por lo que me pidió que la acompañara, yo por mi parte mi plan para ese fin de semana era comenzar a leer “Dios programó la tierra en C#”, un interesante libro sin duda, pero entre un libro y la preciosa Lani, la decisión estaba clara, ahora que lo pienso no he descrito a Lani, mis disculpas esto de ser un escritor amateur es lo que tiene. Lani es una chica de 1.63, pelo largo y liso hasta la cintura, ojos color verde brillante, dientes perfectos, labios rosados y sus mejillas casi siempre tienen unos pequeños coloretes, algo así como un pequeño ángel azabache. Bueno ahora sabéis por que no puedo negarme a nada de lo que me pide, terminamos el desayuno y partimos a la primera clase del día, fue una clase muy rápida y con no mucho contenido, ya que el profesor había optado por no aparecer, recogimos nuestras cosas y nos fuimos directos al jardín, hacia un día soleado y hacia buena temperatura, Lani se sentó en el suelo apoyada en un árbol, me senté al lado de ella y comenzamos ha hablar de nuevo, esta vez de los planes para esa misma tarde:

- ¿Qué tal tu cabeza? – murmuro
- Bien, me duele un poco a ratos, pero esta mejor que ayer
- Ven – dijo mientras cogía mi cabeza y me hacia tumbarme en sus piernas – cierra los ojos a ver si se te pasa un poco
- Gracias, y bueno ¿que haremos esta tarde?
- Pues no se me ocurre nada, Jack no creo que venga con nosotros tiene bastante lió con algo de un animal o algo así
- Jajajaja – reí de forma un poco exagerada – creo que no dijo animal, sino fiera – al tiempo que terminaba la frase, Lani se sonrojo, era muy inocente muchas veces y no entendía algunas de las conversaciones mas salidas de tono – bueno, puesto que Jack estará ocupado y que yo necesito hacer unas compras, que te parece si vamos al centro comercial compro lo que necesito y te invito a comer, como agradecimiento por acompañarme ayer en el hospital
- Me parece una idea estupenda, así me comprare un vestido para el concierto del fin de semana – dijo al tiempo que exhibía una gran sonrisa.

El resto de la mañana paso sin muchas complicaciones, clases y clases a cual mas aburrida, yo termine sobre las 1 de la tarde, Lani terminaba un poco después ya que algunas de nuestras clases no coincidían, me encamine hacia mi cuarto abrí la puerta y opte por darme una ducha, había quedado con Lani a las 4 para irnos, nos veríamos antes pero me gustaba hacer las cosas con tiempo. Me encamine al armario y cogí un poco de ropa mi neceser y me encamine al cuarto de baño de nuestra habitación, mientras me daba una ducha de agua fría, pensaba en todo lo ocurrido el día anterior, por mi mente pasaban imágenes de lo ocurrido, el enmascarado amenazándome, la pagina que uso en mi ordenador, justo entonces recordé algo, debía investigar esa pagina.

Salí de la ducha después de casi media hora, Lani estaba ya en el cuarto tirada en la cama escuchando música, me vio entrar y con una gran sonrisa me dijo
- Menos mal que has salido Cenicienta, pensaba que no terminarías nunca tu ducha
- El baño es todo suyo señorita, disfrute – le dije en tono burlón

Lani cogió su ropa y se fue al baño, yo por mi parte me tire en la cama y empecé a leer el libro que he comentado antes, os lo podría resumir pero creo que dejaríais de leerme casi al instante, eran ya casi las 3 cuando Lani apareció por la habitación, llevaba un vestido cortito de color azul con unos zapatos a juego, y el pelo suelto con dos pequeños recogidos en los lados.
- Yo ya estoy lista, si quieres podemos irnos ya
- Por mi perfecto – dije al tiempo que me levantaba de un salto de la cama – vamos

Para ir al centro comercial debíamos coger un autobús a un par de calles de la universidad, llegamos a tiempo para cogerlo, así que no subimos y nos sentamos donde pudimos, Lani comenzó a contarme su ultima clase del día, defensa personal, la universidad empezó a impartir estas clases después de unas cuantas peleas entre alumnos y alumnas, y tenia muchísimo éxito entre las chicas. 

Llegamos al centro comercial a las 3:30, antes de pasarnos por las tiendas, fuimos a comer, la variedad de sitios eran tal que tardamos como 10 minutos en elegir lugar, finalmente nos fuimos a un pequeño sitio italiano que ya conocíamos, hacia unas pizzas y una pasta impresionantes. Nos pedimos un par de platos a elección del cocinero que ya nos conocía y como siempre nos presento unos paltos impresionantes y deliciosos, la conversación de la comida fue entorno al concierto del fin de semana, al parecer el concierto era en un sótano de un edificio, varios cantantes poco conocidos, y seguramente mucha gente, Lani se empeño en decirme los grupos que iban a cantar, pero no conocí a ninguno, y entre risas y bromas la comida transcurrió sin muchos problemas pague la comida y nos fuimos a comprar, primera parada una tienda de informática, por que como es normal, un estudiante de informática sin ordenador, es como un cirujano sin bisturí.

Después de mirar un rato y discutir con Lani sobre los distintos modelos disponibles, opte por comprarme un portátil bastante bueno, salimos de la tienda y nos paseamos un poco por los escaparates observando lo que en ellos se exhibía, desde ropa hasta animales, pasamos por una tienda de vestidos y Lani entro casi al instante.
- Buenas tardes – salude al entrar al tiempo que buscaba a Lani
- Buenas tardes – respondió una chica detrás de un mostrador – si buscas a la chica que ha entrado, esta por allí – dijo señalándome la parte trasera de la tienda
- Gracias

Cuando llegue a donde se encontraba Lani, ya tenía una docena de vestidos preparados para probarse, una tarde larga sin duda, cuando termino de coger lo que parecía una veintena de vestidos, entro a un probador y comenzó a probárselos uno por uno, cuando alguno no le gustaba soltaba un pequeño gruñido y me lo tiraba por encima de la puerta. Cuando parecía que iba a terminar con todos sin elegir uno, escuche un pequeño gritito de victoria desde dentro del probador, teníamos un ganador sin duda.

- ¿Ya tienes vestido? – pregunte
- Si, sin duda este es el vestido
- Sal que te vea – grite aun desde fuera del probador
- No – dijo entre risas – va a ser una sorpresa.

Después de que Lani me ordenara salir de la tienda para que no pudiera ver el vestido, volvimos a la residencia eran ya cerca de las 8 así que ambos nos fuimos al cuarto y nos pusimos a hacer cosas de clase, Lani se quedo dormida cerca de las 12 de la noche, no sabíamos nada de Jack pero no solía tener problemas para encontrar un sitio donde pasar la noche, apague el ordenador de Lani, y la deje dormir ya que como trabajaba en la cama no hacia falta moverla, yo continué trabajando.

Bien entrada la noche termine con todo lo que tenía que hacer, por lo que el día siguiente iba ser bastante tranquilo, era viernes y no tenía ninguna clase, empecé a navegar por Internet como siempre buscando cosas para ver, entonces me vino a la mente la pagina del tipo enmascarado, Lani dormía profundamente y Jack, bueno el seguro que estaría haciendo algo divertido, por lo que nadie iba a molestarme, abrí el navegador e inserte la dirección de la pagina, al abrirse como bien observe la noche anterior se trataba de un buscador, rápidamente pulse la combinación de teclas que había observado y la pantalla se volvió negra, con dos palabras “user”, y “pass”, rápidamente hice memoria e inserte en los campos los datos correspondientes y pulse “intro”.

La pantalla volvió a cambiar, esta vez mostraba un listado de archivos, con nombres raros, casi todos alfanuméricos, opte por imprimir el nombre de todos ellos, de pronto empezaron a desparecer, uno tras otro fueron desapareciendo de la pantalla, pensé que podía haber sido mi culpa por lo que me puse nervioso y casi sin querer termine pulsando en uno, “TH3K3Y” se llamaba, al hacerlo se descargo un archivo en mi ordenador, lo abrí y aquí fue donde cometí el mayor error de todos, debería haber borrado ese archivo y todo lo que había sacado de ese sitio, pero no fue así, y de esta manera apareció frente a mi, aquella extraña clave de sol:


  Clave de sol

¡Deja algún comentario! 

Artículos relacionados