Ellas, relatos, relatos cortos, poemas, poesias, relatos breves, microrrelatos, chistes, refranes, historias, anecdotas, frases, citas, piropos

www.relatos-cortos.es 

  • Tamaño del texto

Ellas

Lucía no quería abrir los ojos, no quería ver la luz del día. Y menos verse en el espejo. Se tapaba con fuerza los ojos. Tenía pánico levantarse y verse en el espejo. ¿Qué miedo tenía Lucía?. Ella solo lo sabía. Pero no le quedaba más que levantarse y mirarse en el espejo, para ver lo que realmente le había hecho su “por decirlo”. Esposo....

- Cuando tuvo el valor suficiente se miro en el espejo, y sintió un escalofrió por todo su cuerpo, no quería pensar lo que estaba viendo en el espejo y era su reflejo. Porqué Porqué se repitió una y otra vez, porque tengo que sentirme así de mal. ¿Qué hice para quién me dice amarme me haya hecho esto?.

Es lo que suele pasarles a muchas mujeres (desgraciadamente), cada día. El Porqué?. Una y otra vez, y después escuchar. Perdóname. Perdóname mi amor, No volverá a suceder, y muchas resignadas piensan que han sido culpables por algún motivo.

Lucía, después de ver lo que le había hecho, salió de la habitación en pijama, con todo su cuerpo magullado, y observando cómo había quedado el salón, la cocina desordenada. Cuando ella lo tenía siempre todo en su sitio. Se sentó en la mesa de la cocina, y alzando las manos enrojecidas, se dijo………….. Basta ya…………¿ Era lo que pensaba realmente, o era otro día de los muchos que lo había dicho y la vida pasaba sin tomar una solución?.

Lucía tenía una carrera importante, un buen trabajo, una casa estupenda, amigos, familia, un marido que quería, que amaba. Un marido celoso, pero pensaba que ella era la culpable de su carácter con ella. En cambio cuando volvía del trabajo todo era amor, y perdón perdón.

Lucía sabía que su vida tenía dos metas. Una salir de la casa y pedir el divorcio, la otra desaparecer del mundo.

Y eso hizo, cogió el camino más sencillo para ella. Cortarse las venas y dejarse morir.

Que fácil fue, y acuanto dolor dejo entre los que la querían, la desesperación de muchas ELLAS. Qué no se atreven a denunciar y que existen muchas soluciones a sus MALTRATADORES..

ELLAS.


Alicia

¡Deja algún comentario! 

Artículos relacionados