El Dentista, relatos, relatos cortos, poemas, poesias, relatos breves, microrrelatos, chistes, refranes, historias, anecdotas, frases, citas, piropos

www.relatos-cortos.es 

  • Tamaño del texto

El Dentista

Su nombre es Peter Morgan, es el único dentista del pueblo de El paso, en Veracruz, México. El joven dentista americano Dtor. Morgan acaba de empezar su trabajo sobre las 09:00 de la calurosa mañana, tras ponerse sus apósitos y sentarse en la camilla del quirófano dental en espera de su próximo cliente Morgan empieza a notar como su cabeza da vueltas y vueltas, no se encuentra nada bien, la noche anterior fue horrible para él, sus hijos y su mujer lo abandonaron sin ninguna explicación, a pesar de ello y a duras penas el doctor prosigue con su trabajo.

El cliente hace su presencia en el quirófano y sin mediar palabra al doctor y con algo de indignación y mal humor se tumba el mismo en la camilla articulada de operaciones bucales. El Doctor se lava las manos y se coloca los guantes blancos de latex, seguidamente prepara la anestesia para ser despúes aplicada al paciente en su boca y dejar anestesiada la misma para poder operar en ella. El paciente acaba de ser anestesiado con algo de tensión y temblor por parte del doctor, el mismo se va por momentos a la recepción de su clínica para hablar con la recepcionista, la señorita Lupe Rodriguez, una hermosa señorita morenita de bata blanta y cabello liso y negro.

En la charla con Lupe, esta le comenta que siente pena por lo de su mujer y por lo de la infidelidad, en ese momento Morgan se queda congelado y empieza a llenar su cuerpo de odio e impotencia. Morgan se gira muy indignado y se dirije hacia su paciente en el quirófano para proseguir con el trabajo pendiente. El Doctor prosigue y mira la hoja de diagnóstico del señor Romerales, su actual cliente. El doctor coge el carito de herramientas y con su mano derecha agarra su primer instrumento, la tenaza. El objetivo es una muela que hay que sacar, en ese momento Morgan esta muy confuso y el odio empieza a cegar su mente. Momentos después Morgan introduce su tenaza en la boca del paciente Romerales con mucho temblor, le agarra la muela, la gira y la saca después en un gran tirón, en ese momento la risa silenciosa hace su presencia en el doctor, Morgan empieza a enloquecer y desaparece por las espaldas de su paciente cerrando la puerta de su zona de operación.

El paciente se está empezando a asustar un poco. Morgan coje un esparadrapo y una venda y le sella por completo de boca y cuerpo a su paciente, este empiezaa angustiarse profúndamente sin parar de dar giros imposibles y voces en vano. Ahora el doctor duerme a su paciente inyectándole por vena el suero bucal, el paciente nota como parte de su cuerpo empieza a dormirse hasta llegar a su cabeza y dejarle totalmente inconsciente en ese instante. Morgan coje y le quita todos los vendajes a Romerales, su paciente, le habre despues con un aparato metálico su boca y empieza con una tenaza a sacarle todos sus dientes dejándole la boca totalmente encharcada en sangre, por último coge con su otra mano el aspirador para aspirar toda la sangre mientras que con su otra mano vuelve a cojer la tenaza para arrancarle de cuajo su lengua.

El Doctor Morgan ha enloquecido por completo, ahora deja las tenazas y coge una sierra eléctrica para operaciones dentales, empieza sin mediar palabra a seccionar las orejas de su paciente llenandose por completo de la sangre del mismo salpicada, seguidamente y con otros instrumentos, le secciona la nariz, le cierra la boca, le corta los dedos de las manos, le hace profundos cortes en el cuello y finálmente el doctor se suicida anestesiándose por completo inyectando anestesia en su cabeza, seguidamente se clava en su pecho con toda su sangre fria y desesperación un instrumento puntiagudo de gran importancia.

¡Deja algún comentario! 

Artículos relacionados