El Collar 1.2.1.1, relatos, relatos cortos, poemas, poesias, relatos breves, microrrelatos, chistes, refranes, historias, anecdotas, frases, citas, piropos

www.relatos-cortos.es 

  • Tamaño del texto

El Collar 1.2.1.1

El cartero que abre los correos y paquetes para beneficiarse de la información o riquezas que puedan contener.

Después de tratar con la zorra de Morris, llegué a la tienda y encontré la cerradura reventada y el pestillo desprendido de la madera de la puerta. Para más espanto, al entrar hallé a mi padre desmayado y sangrando, al parecer le habían dado una paliza; en el silencio de la sorpresiva situación podía escuchar sus quejidos. Corrí rápido escaleras arriba, donde teníamos los dormitorios, una pequeña cocina, y un lavabo con un botiquín donde recordé haber guardado unas vendas de primeros auxilios. Cogí las vendas y me dirigí a la cocina para tomar una botella de aguardiente. Bajé para vendar a mi padre y despertarle haciéndole tomar la bebida, pues no hay corazón que no comience de nuevo a latir después de haber probado uno tan casero como ese.

Mis temblores no ayudaban en nada. Para más inri, aparecieron por la puerta tres guardias riéndose a carcajadas  y soltando blasfemias sobre nuestra familia. No sé cómo pude mantener la calma, quizás porque mi padre precisaba de toda mi atención y me importaba su vida más que otra cosa, pero la rabia en mi interior creció en una cantidad equiparable a las profundidades de un abismo, y el pulso, que de por sí ya estaba alterado, se me fue por las nubes. La única manera que tuve de liberar toda esa energía era a través de lágrimas entre sollozos.

Uno de los guardias me susurró: “La próxima vez, paga lo que debes”.

1. Tranquilo, te lo haré pagar. (Abalanzarse salvajemente sobre los guardias. Continuar leyendo "El Collar 1.2.1.1.1")

2. Mantener la calma y seguir atendiendo a tu padre. (Continuar leyendo "El Collar 1.2.1.1.2")

¡Deja algún comentario! 

Artículos relacionados