Desde una galaxia muy lejana, relatos, relatos cortos, poemas, poesias, relatos breves, microrrelatos, chistes, refranes, historias, anecdotas, frases, citas, piropos

www.relatos-cortos.es 

  • Tamaño del texto

Desde una galaxia muy lejana

Más allá de la vista del hombre se extiende el espacio, equilibrio natural, donde millones de cuerpos celestiales se conjugan armoniosamente, a veces el equilibrio se rompe y deja al descubierto algún secreto que cambia la historia en algún lugar dentro del infinito espacio.

Hace trece mil millones de años en la galaxia Abell 1835 IR1916 se encontraba el planeta Raddul, en él vivían dos civilizaciones muy avanzadas en comparación a la Tierra, sus habitantes Los Trenks y los Rudnos eran extremadamente territoriales, su poder militar era tan potente que realizaron un tratado de paz para evitar destruir el planeta, tratado que duró un milenio y las nuevas generaciones decidieron culminar, sin embargo no fueron directamente a la guerra, sabían que tanta era su potencia militar que en cuestión de segundos destruirían el planeta, prefirieron realizar una variante del tratado, tendrían un año (quinientos sesenta y dos días terrestres), para crear un arma que pudiera ser utilizado por un guerrero, estos pelearían en un planeta abandonado de la galaxia y el que acabara vivo dictaría la suerte de la raza perdedora. Así se hizo, dando comienzo al  conteo regresivo.

De ambas razas los Trenks eran los que se adaptaron más a la idea de compartir el planeta, en ese milenio que duró el tratado intentaron fusionar las culturas, pero los Rudnos eran criaturas de guerra, si bien su potencial tecnológico estaba a la par de los Trenks, su verdadero fuerte era su ideología de batalla, nada era más importante que conquistar, cinco mil años atrás los Trenks estuvieron bajo el yugo de ellos, hasta que un individuo se alzo, Melek o Melek el Grande como se le conoció, dirigió la insubordinación y quinientos años después eran libres, mas de tres mil años duró la guerra, muchas bajas, hasta el tratado de no agresión.

Fue un año de mucha tensión, ambas razas dieron lo mejor de sí, el tiempo una unidad de medida subjetiva, que va conectado a la percepción,  fue para todos el año más corto de su vida y el momento había llegado donde  la batalla por la supervivencia estaba por realizarse, los Trenks sabían que de perder serian esclavos por siempre y debían aceptarlo, sin embargo desconfiaban de los Rudnos, si ganaban deberían estar preparados, Raddul no estaría seguro, esta nueva generación no era de fiar. Los representantes de ambas razas se reunieron El Gir Hassri por los Trenks y el Gir Rosner por los Rudnos, un Gir era el estatus más alto para un ciudadano en Raddul, y era un punto en común, a pesar de ser dos razas tan distintas los unía el hecho de ser Raddulianos.

El día de la batalla llegó, no se reveló el poder del arma ni como la usaría el gladiador, solo el lugar y la hora, todo supervisado y transmitido en vivo a cada hogar Radduliano, su sistema de comunicación distaba del conocido por nosotros, eran ondas que emitía un equipo transmisor y enviada al lugar a observar, las ondas bordeaban por todos los ángulos y retornaba a mismo equipo que retransmitía la señal, esta era vista en los hogares y lugares de concentración en tres dimensiones y con el audio total.

Al momento que los Gir que están reunidos en un salón neutral en Raddul ejecuten el botón de batalla, los guerreros saldrán de las capsulas diseñadas para retenerlos y comenzaría la batalla por la libertad.

Raddul estaba paralizado, los Trenks y los Rudnos por ultima vez verían algo siendo libre o estando vivas una de las dos razas, el momento había llegado, los Gir ejecutaron el inicio de la batalla.

El planeta Signus era el séptimo planeta en órbita a la estrella principal, cinco órbitas mas allá de Raddul. En el batallarán los guerreros, a una distancia calculada para que el poder de las armas no afectara a Raddul, era un sitio árido y sin atmósfera, solo polvo y cráteres. Las Capsulas abren sus compuertas, en Raddul el silencio reina, todos expectante, un gran misterio rodeó sobre el gladiador y sus poderes, nadie salvo el selecto grupo de científicos y dirigentes tenia acceso a la información, ya pronto dejará de ser secreto y se convertirá en la batalla mas importante de la historia de Raddul.

De la capsula de Trenks emerge un guerrero, su nombre Kardin, era un Trenksiano de alto nivel, un trabajo magistral de genética, entrenado desde joven en táctica militares, campeón consecutivo en pelea cuerpo a cuerpo, gran piloto, y con capacidades científicas y tecnológicas, para los dirigentes el mejor para ese momento tan importante, traía consigo el arma mas poderosa inventada por su raza, una unión en miniatura de toda su tecnología, eran guantes sintetizadores de energía, capaz de recoger la energía de los cuerpos celestiales y transformarla en múltiples poderes para su usuario, su cuerpo y organismo se modifica convirtiéndose en un recipiente de energía sin limites, sin necesidades , el universo lo alimentaba, la mente era la encargada de solicitar la transformación necesaria de la energía para el momento, esa era el punto débil del arma, debía tener un acoplamiento total con el usuario, contaba con inteligencia artificial y solo podía usarlo quien contara con el poder de concentración al punto de que formara parte de su ser y un corazón puro para poder manejar el poder recibido, por ello que lo más importante del guerrero no era la fuerza, sino la mente.

De la capsula de los Rudnos , levitando aparece Serniac, un androide de ultima generación, infinitamente superior a cualquier cuerpo orgánico, con regeneración instantánea, un cuerpo desarrollado con una aleación mas resistente que cualquier material conocido hasta el momento, con una actividad corporal eterna, vive de adsorber el poder de las estrella y transformarla, poder sobre la materia, fuerza descomunal y la capacidad de destrucción donde lo único importante es ganar sobre todas las cosas, este androide fue todo el fruto del esfuerzo de los mejores científicos Rudnorianos.

La batalla inicia, y el primero en atacar es Serniac, emitiendo un rayo céntrico y atacando directamente a Kardin, este no puede evitarlo y une sus guantes armando una guardia defensiva, recibió el impacto directo, por momentos fue imposible ver, la luz era intensa, los trenksianos presentían lo peor. Luego se oye un grito al unísono de los trenksianos, se había aclarado la imagen y estaba Kardin, parado abriendo su guardia, listo para el contraataque.

Un grupo de Rudnorianos estaban listo para el ataque final, todo pasaba según el plan, los trenksianos bajaron la guardia, estaban confiando en el tratado, era el momento justo, su supervisión sobre los movimientos de las armas de los rudnorianos era mínima, era el momento, se había preparado el uso de la fuerza megatrónica a toda su potencia, esta arma tenia el potencial de destruir el sistema de los 15 planetas que lo conforman, pero estaban en conocimiento que los Trenks tenían una un portal intergaláctico que absorbía el rayo, con el detalle que para limitar al mínimo su poder destructivo tenia que ser abierto a tiempo, y en ese momento solo estaba administrado por los servicios automáticos, debido a que la inteligencia artificial estaba enfocada en minimizar los efectos de los ataques en el frente de batalla, el tiempo en recolocar el portal hará que se absorba solo el 95 % de la energía enviada, EL 5 % es suficiente para destruir todo el continente Tranksiano y la cúpula de energía que envuelve al continente Rudnoriano seria suficiente para protegerlos.

La batalla en el planeta Signus era épica, el campo de fuerza administrado por la inteligencia artificial de los Trenks mantenía al planeta y al sistema protegidos, prácticamente la batalla se realizaba dentro de un gran domo de energía, Serniac siempre llevó la ofensiva, golpeaba y enviaba rayos protónicos a Kardin, este recibía los impactos y absorbía gran parte del ataque, no se veía un ganador, solo a un oponente con la motivación de destruir al otro. En Raddul todo era incertidumbre, la población de un lado y del otro a cada ataque del contrario sentía que perdía la vida, la tensión reinaba por cada punto del planeta.

El ataque Rudnoriano era inminente, se procedió, la orden llegó, la fuerza megatrónica fue activada , en cuestiones de segundos se desplaza al continente Tranksiano, la energía artificial detecta la emisión y procede a abandonar la protección del campo de batalla, el sistema de protección avisa a los guerreros que deben detener la confrontación hasta nuevo aviso, el tiempo está al límite, los cálculos reflejaban que podía minimizar el ataque en un 99 %, y la cúpula de fuerza del continente debía adsorber el 1 % restante, el tiempo corre, la cuenta regresiva empieza y es muy corta, segundos pueden dictar la diferencia.

Kardin y Serniac paran inmediatamente la batalla, la protección desaparece, Serniac sonríe maliciosamente y viendo a Kardin se voltea y de el emerge una energía de un poder inimaginable y la focaliza al planeta Raddul, Kardin que no comprendió tal acción tomó a Serniac por los hombros descargándole la energía al máximo poder, produciendo un hoyo negro que comenzó a adsorber todo el planeta Signus junto a la desintegración de Serniac.

El ángulo de la protección de la inteligencia artificial se acoplaba cuando se percata del segundo ataque, fracciones de tiempo importante en la decisión de cual energía adsorber desencadenó la tragedia, el impacto de la fuerza megatrónica fue descomunal , el portal solo pudo adsorber el cincuenta por ciento de energía y dos segundos después llegó la energía destructiva de Serniac que era mayor a la anterior, la destrucción completa del sistema había acabado con las dos razas, la disputa de miles de años había llegado a su fin, Kardín miró fijo lo ocurrido desde un punto neutro del espacio cuando algo lo hizo girar su rostro, una energía peculiar emergió desde el agujero de gusano, kardín se dirigió a él dejando que su cuerpo fuera absorbido.

Era más allá de la medianoche, Jhon manejaba a su casa luego de una jornada de trabajo, laboró unas seis horas mas de lo normal, el proyecto que estaba liderando era muy importante y tenia cierto retraso, la soledad reinaba en el camino, la carretera del laboratorio a su casa adolecía de alumbrado, el laboratorio estaba en lo alto de la colina a unos diez kilómetros del pueblo, normalmente el trafico no era muy alto en horas normales, después de las seis de la tarde solo los empleados del laboratorio transitaban por ahí. La carretera se expandía por unos tres kilómetros entre un túnel natural formado por las copas de árboles entrelazados, la oscuridad era la única inquilina del lugar, Jhon escuchaba la emisora de radio de su amigo Edmon, desde la secundaria inseparable, padrinos en común de sus hijos y sus hogares son la compañía perfectas de las mañanas de los domingos, su gusto por la misma música hacia que fuera imperdible su programa nocturno.

El túnel vegetal llegó a su fin, en eso La radio comienza a fallar, las luces del vehículo flaquean, John mira al horizonte y ve como en el cielo se forma un borde de fuego y un centro oscuro al extremo, detiene el auto y observa el extraño fenómeno, de repente un hilo de luz incandescente emerge del circulo y cae a tierra, a unos cien metros de él, desapareciendo el circulo de luz del cielo, por un momento quedó paralizado, no sabia que hacer, intentó llamar desde su celular a emergencias, pero no funcionaba, tomó fuerzas y se dirigió a ver que había ocurrido en el sitio donde la luz había apuntado, a lo lejos se veía una nube densa de polvo, caminó dejando que la curiosidad le ganara a la razón, por ello era científico, de eso vivía, al llegar al lugar ve un cráter y una luz que alumbra desde su interior, dudó, esperó un momento, y se decidió a ver el interior del cráter, con mucho cuidado se fue acercando al borde, quedó congelado en un instante, no podía creer lo que estaba ahí oculto, cayó de espaldas, sentado al piso, sin realizar algún movimiento, petrificado por el miedo, observó a un ser que emitía un brillo, no intenso más bien opaco, él era muy parecido a un hombre , de gran tamaño, diría cercano a los dos metros , se aproxima a su rostro, asombrado notó que se veía como un ser humano normal, pero su vestimenta era muy diferente, parecía un traje de buzo, pero de un material extraño, en ese instante su corazón se paraliza, ve como aquel individuo abre los ojos, Jhon corrió , se alejó lo mas que pudo de aquel lugar, sentía que era una carrera contra el tiempo, pensó que su curiosidad le podía costar la vida, cuando llevaba unos cincuenta metros de recorrido se elevó, su cuerpo perdió todo el peso, sentía que era un globo viviente, y luego a gran velocidad retrocedió en el aire de espalda al cráter, en el aire fue volteado bruscamente quedando cara a cara con el individuo , con el hombre caído del cielo.

- ¿Donde estoy? -John sintió como las palabras retumbaban de su mente.

Se percato que aquel ser no movía los labios, pero lo entendía, su mente recibía como si estuviera hablando frente a frente con alguien, pero con una voz muy profunda.

- En la carretera al pueblo, a medio camino. -respondió Jhon todavía perplejo por lo que le estaba sucediendo.

- No, te pregunto ¿en que planeta estoy? -le indica el alienígena con tono de premura.

- En la tierra, en el sistema solar.

- ¿Que sabes de los Rudnorianos?

- No se de que me hablas ¿vas a matarme?, soy padre ,tengo hijos. -preguntó John al borde del colapso.

En eso aquel ser del cielo suelta de su manto de energía a John, y lo deja caer , Jhon queda inmóvil, sabe que cualquier cosa que intente, seria aplastado sin dificultad por aquel ser, solo esperó.

- No te voy a dañar, solo estoy confuso, llevo miles de años en un sueño suspendido, mi cuerpo convertido en energía deambuló por el universo a través de un hoyo negro por mucho tiempo, tanto que perdí la noción del mismo. Un gran peligro esta por venir, un ente lleva tras mi energía muchos años, y tu planeta puede sufrir las consecuencias de ese enfrentamiento, fuerzas oscuras vendrán, debo tener acceso a tecnología para preparar una forma de contrarrestar a ese enemigo, se que no est[a en su máximo poder, est[a luchando para volver, yo pude contenerlo, pero es un ser eterno, el daño que le hice lo ha sufrido por todo este tiempo, ha logrado aliados en el lado oscuro, que intentarán traerlo de vuelta, debes ayudarme tu planeta esta en riesgo, tu familia, tus amigos.

- ¿Cómo puedo ayudar?, ya me demostraste que soy un ser insignificante comparado contigo.

-Debo pasar desapercibido, voy a fusionarme contigo, seremos uno, compartiremos conciencia, al unirme contigo no podrán leerme los oscuros y nos dará tiempo de crear el sistema para alejar para siempre a nuestro enemigo en común, y hacerlo deambular por miles de años más por el universo.

Sin poder responder si aceptaba o no, ya estaba ocurriendo la fusión, una energía brillante los envolvió a los dos y lo que debía suceder, sucedió.

John llegó a su casa alrededor de la tres de la madrugada, su esposa estaba dormida, no se había percatado de la hora, los niños estaban cada uno en su cuarto, la normalidad reinaba en el hogar. Se cambia y se acomoda en la cama junto a July, ella se voltea y se recuesta de él buscando sus brazos para dormir como todas las noches desde que son esposos, él la toma y cae envuelto en un sueño profundo. Hoy es un día normal en la tierra, colapsos, problema entre países, discusiones sobre limites territoriales, hambre desbordada en las tres cuartas partes del planeta, un 95 % de la humanidad vive con dificultades y un 5 % en opulencia, nada diferente, un poco mas de lo mismo desde el principio de los tiempos. Todo lo que representa un planeta en conflicto, un planeta donde la fuerza oscura se va apoderando de ella.

En Kampala se están reuniendo un grupo adorador del mal, que ha hecho avances significativos en al control de las fuerzas oscuras, su objetivo es adueñarse de la tierra, tomar el control, Joshua su líder, un hombre ambicioso, que vino de la pobreza mas extrema, su infancia estuvo entre el continente africano y el americano, adoptado, vivió el desinterés y el abandono de muy niño y luego el acoso de un padrastro que lo adoctrinó en la ambición y el poder, un hombre que no pudo tener un heredero de su sangre, lo adoptó y lo crió sin el amor de padre pero con los objetivos claros de futuro.

El imperio heredado de Joshua le dio la facilidad para invertir en buscar por todo el mundo objetos con energía oscura, capaz de darle acceso a un poder sin limites y lograr todas sus ambiciones, formó un clan de culto a lo oscuro, con gente poderosa, en todos los círculos de importancia en el mundo, todo liderado por él, esperando el momento justo para ejecutar su plan, solo hacia falta el detonante y este estaba justo por llegar.

En el laboratorio de Empresas Mortem, se estaba realizando pruebas de envío de ondas en busca de respuesta alienígena, en ese momento los equipos se quedan sin energía, el computador central se reinicia y de él emerge una voz.

- Quiero hablar con Joshua de inmediato, -una imperativa voz se dejó escuchar desde la computadora central.

De inmediato el llamado a Joshua, este se dirigió en helicóptero desde su torre en la capital de Kampala, las instalaciones de sus laboratorios estaban completamente ocultas, camuflaje en las estructuras, un bunker de trescientos  metros de profundidad, con treinta pisos entre laboratorios, almacenes, y oficinas de alta tecnología.

Joshua en el camino pensó que al fin toda su búsqueda había tenido éxito, pero necesitaba ir con cuidado, eran fuerzas desconocidas, que  sí io eran controladas podían traer peligro en vez de ayuda para sus planes, ya el helicóptero había llegado a su destino, fue recibido por un contingente de guardaespaldas armados, bajó por el ascensor , el laboratorio estaba en lo más profundo den bunker, observó como los números iban en descenso en el tablero hasta que por fin ella campana que señalaba la llegada al destino dejo oír su tintinerar, ya era solo cuestión de segundo enfrentar a lo desconocido.

- Bien, aquí estoy, ¿Quién eres?, ¿porque dominas mis sistemas ? -dijo un Joshua con tono fuerte, quería demostrar que él era el jefe.

- Soy tu aliado, te ayudaré a conseguir tus objetivos y tú me ayudas en los míos.

- ¿Y como lo vas a hacer?, solo oigo una voz que sale de mis computadoras, con desconectar la energía ya no serias nada.

- Te mostraré algo. Esto seguro te aclarará las cosas.

En un instante un cuarto con veinte personas se transformo en una, Joshua, este nunca había experimentado el terror, siempre tuvo el control, hoy o por ahora no es de él, pertenece a ese ser que se adueño de sus sistemas.

- Creo que estas conforme

- Si, no hay mejor ejemplo. -ocultando su temor

- Te contaré para que te necesito, llevo en el espacio mucho tiempo, más que la existencia de tu planeta incluso  de tu galaxia, errando por culpa de un ser, muy parecido a tu raza, que me atacó con cobardía, y quiero venganza, ambos hemos estado en forma de energía, él a diferencia mía en estado latente su energía vital salió ilesa de la destrucción de nuestra galaxia, yo quería ser el emperador del universo y quería tenerlo a mi lado, como mi segundo, pero no hubo momento de hablar, se sacrificó por una raza menor, me atacó por sorpresa, única forma que pudiera dejar mi energía en un limbo. Para poder recuperar mi esencia necesito que lo hagas llegar acá y entrar en un portal, que tú me vas ayudar a construir.

- Y yo ¿que gano? -pregunta el hombre intrigado.

- En principio tu vida, pero soy justo, no destruiré tu planeta te lo dejaré gobernar como uno de mis súbditos de relativa importancia.

- ¿Y sabes donde está tu enemigo?

- No, se ha fusionado con un humano, no puedo encontrarlo, solo cuando rompe la fusión es detectable.

- ¿Y como hacemos? quizás nunca rompa la fusión, quizás su intención sea ocultarse para siempre.

- Él tiene un punto débil, su mente, es leal, su instinto es proteger, al fusionarse adquiere el apego a la raza, en este caso a la humana, solo hay que atacarla para hacerlo salir, sé el radio del último punto que tocó antes de la fusión, el país de tu mundo donde llegó; ahí comenzaremos los ataques hasta que aparezca.

Han pasado seis meses desde la fusión del alíen con John, todo a transcurrido normal, en su hogar, la rutina ha permanecido, las reuniones con Edmon y su familia, los días de escuela de los niños, el trabajo, todo en su normalidad. Sin embargo en el estudio de John todas las noches mientras su esposa e hijos dormían el trabajaba, no le hacia falta dormir, una energía interior lo mantenía activo, sin necesidad de alimento ni descanso. Planos guardados, cálculos, proyectos, todo con el fin de recrear el portal intergaláctico, única arma capaz de salvar a la humanidad.

July llama desde la sala a John y le indica que vea urgente la televisión, ella estaba junto con los niños congelados viendo la imagen, al llegar el entendió que  el momento estaba por llegar, el primer oscuro, producto del poder de su enemigo y ahora enemigo de la humanidad.

Joshua contemplaba el éxito del primer guerrero oscuro, genéticamente construido en su laboratorio, el recipiente ideal para la fuerza oscura emergente, del que una vez fue Serniac y ahora es una energía maligna contenida en sus sistemas, Radiactivo, un ser poderoso, controlado por la computadora central de Joshua, tenia como objetivo destruir a Ciudad General.

John le pidió a July que bajara al sótano con los niños, ella nerviosa le preguntaba que iba a ser él.

- No te preocupes estoy vigilante de que no quieran robar la casa, la ciudad esta algo lejos, pero lo que vi en la televisión no me da tranquilidad.

John tomó su vehículo y manejó con dirección a la ciudad, tenia poco tiempo, pero no podía darle salida a Kardin, el sabia que seria detectado al momento, debía ser justo cerca de la ciudad, hasta que pudiera tener los equipos técnicos que pudieran ayudar a John a llegar a tiempo a lugares aislados. El camino se hacia eterno, al fin llega a los limites de la ciudad, en el puente estaba instalada una alcabala de agentes de la policía impidiendo el paso, dejó el carro en un costado y pasó por debajo del puente y corrió lo más que pudo hasta que llegó a unos cincuenta metros del oscuro, es el momento, el cambio está por realizarse.

Muchas personas están atrapadas en edificios, otras se ocultaron en el subterráneo, las multitudes huyen de un ser levitando sobre la ciudad, se hace llamar Radiactivo, destruyó el parque del oeste con solo la emisión de energía desde su mano, un cráter quedó de lo que fue un lugar para caminar y sitio de juego de los niños, carros saltaban por el impacto de los rayos de energía, un vehículo de la fuerza publica intentó hacer contacto con el poderoso ser.

- Por orden de la policía de Ciudad Central le pedimos que cese el ataque y se entregue.-le indicó utilizando el megáfono el valiente agente de seguridad pública.

Como respuesta obtuvieron la desintegración total de los efectivos y sus unidades, la fuerza militar venia en camino, nada parecía detener al poderoso ser que se hizo llamar Radiactivo, llegaron los aviones de combate del comando del ejercito a las afueras de ciudad central, ambos atacaron con misiles de corta distancia, un escudo de energía atómica se abrió desde las manos de radioactivo y creció a gran dimensión; absorbiendo el impacto de los misiles y con una ola energía radioactiva explotó los aviones, nada parecía detenerlo. Radiactivo voltea extendiendo sus brazos diciendo - Ya es suficiente-. Como acto seguido se abrió sobre si una esfera de energía atómica de gran tamaño, las personas corrían sin saber si iban a sobrevivir a ese ataque, el mundo esta impactado por las imágenes recibidas en directo por un camarógrafo que entendía que iba a ser la ultima transmisión de su vida y por eso lo importante de hacerla, en ese momento el tiempo se paralizó en el mundo, Radiactivo envió la onda radioactiva directo a la ciudad, ya era todo, el reportero se despidió en vivo, el camarógrafo en pie esperando dar su ultima toma, el mundo lloró desconsolado.

Joshua miraba atento desde su bunker el suceso, el poder de su creación era superior a lo que imaginó, sabia que el dar ese golpe, era una demostración de poder, podía salir de las sombras y tomar al mundo, nadie podría con un ser así, y el enemigo de su aliado no se mostró, fue en contra de lo que había presagiado su computador central, todo indicaba que iba a ser mas fácil dominar el mundo, y seguro el otro ser no se presentaría.

- Estas disfrutando ¿no? -comentó la profunda voz que emergía de la computadora

- Mejor no podría haber salido, es una lastima que no podamos tener mas de un recipiente para tu poder, en un día seriamos dueños del mundo.

- No ha acabado el día, esto solo es una prueba, solo para revelar la ubicación de Kardin, nada más, falta tiempo para recuperarme, el ampliador energético que estamos armando me ayudará a ir recuperando la energía, hasta que tenga la suficiente para traerlo al portal y con su energía recuperar mi cuerpo, para luego  gobernar el universo.

- Pero si ya el ataque final es inminente, observa.-comenta el hombre seguro de su triunfo

John ve como esta a punto de destruir la ciudad, esa energía es suficiente para hacer desaparecer la metrópolis , no podía esperar más, toma la decisión, debía proteger a la raza que lo había acogido, aunque eso significara revelar su posición ante las fuerzas oscuras. John une sus puños y emerge Kardin, vuela a súper velocidad y se interpone entre la onda de energía y la ciudad, con sus brazos extendidos la absorbe, vuela hacia Radiactivo que lo espera con un escudo de energía, Kardin atraviesa el escudo y a su vez a Radiactivo haciéndolo estallar, se voltea y con sus manos absorbe la energía producida por la explosión del cuerpo de Radiactivo, mira hacia abajo y ve a la gente que observaba lo sucedido  y permanecía atónita para luego emitir gritos que manifestaban que la sociedad humana estaba agradecida, Kardin hace un movimiento para ver fijo al horizonte y vuela desapareciendo velozmente del lugar.

La prueba fue un éxito Johsua, se donde encontrarlo, ahora nuestro plan comienza, tenemos que ubicar en el planeta una serie de materiales y objetos necesarios para construir el portal, ya cuando necesitemos a Karlin lo tendremos, haremos contenedores para mantener a distancia a Karlin, hay que consumir su tiempo e impedir que se adelante, se que él también necesita hacer un arma capaz de evitar la destrucción de este planeta, pero no puede revelarse, y yo cuento contigo y tu poder terrenal para administrar el tiempo y lograr los objetivos, seguro él esta solo con su fusión.

El camarógrafo congelado por el miedo a morir, retomó la movilidad y rescató todo el evento con su cámara, el mundo entero vio la proeza de Kardin, nadie sabe quien es, pero si que hizo y en que se convirtió, en el salvador.

- Transmitiendo desde el sitio del acontecimiento su reportero Richard Soul, un súper hombre extraordinario nos acaba de salvar hoy, fue increíble la demostración de poder que vimos, cuando todo indicaba que seriamos consumidos por la onda de energía enviada por Radiactivo, este héroe nos salvó, y luego se fue, sin esperar nada, ¿quien será?, para mi tiene un nombre y es El Hombre Energía, el nacimiento de un súper héroe se ha dado hoy.

- Maldito  -gritó Joshua.

- Todo salió según lo planeado, ya sabemos donde dirigir nuestros ataques y sobre todo que la raza humana es su punto débil. -dijo con un tono de satisfacción  la voz electrónica de Serniac, para luego desconectarse y dejar a Joshua desconsolado mirando la pantalla.

John llega a su casa y baja al sótano, le cuenta a July que ya el peligro pasó, que estaba afuera cuidando de los vándalos que se aprovechan del nervio de las personas para saquear las casas, pero que ya en televisión habían mostrado que el monstruo había sido controlado, July abrazó a John e inmediatamente los chicos se unieron.

Por hoy el peligro en el mundo había pasado, pero realmente había comenzado para la tierra, se enfrentaba a un destino incierto, nuevas amenazas vendrán, pero John y Kardin estarán juntos vigilantes en las sombras, pero para el mundo, contra las fuerzas oscuras hay un súper héroe ahí para ayudarles El Hombre Energía, para enfrentar los peligros que llegaron desde una galaxia muy lejana.


Richard J. Sulbarán

¡Deja algún comentario! 

Artículos relacionados