Angustia, relatos, relatos cortos, poemas, poesias, relatos breves, microrrelatos, chistes, refranes, historias, anecdotas, frases, citas, piropos

www.relatos-cortos.es 

  • Tamaño del texto

Angustia

- Sentada delante de mi ordenador, dispuesta a escribir una historia en silencio la casa, y con mi taza de café y mi pelo recogido con un lápiz, me sentía a punto de comenzar. Cuando. De pronto escuché el timbre sonando fuertemente. Una y otra vez. No podía ser, era mi hora de silencio total.Deje que sonara de nuevo, ya me puse nerviosa ¿Quien sera a estas horas de la mañana?. !Pensé!. Me levante y salí abrir la puerta. No se me ocurrió mirar por la mirilla. Cuando abrí me encontré que se tiraba en mis brazos mi amiga Selena. Por dios, por dios, ¿que te pasa amiga?. Ella no dejaba de abrazarme y sollozar. Amiga Amiga. Por dios cálmate dije.

- Entro directamente al sofá y cuando pude serenarme de lo espontaneo de su llegada me miró y me dice. He roto con Javier, se ha ido de mi vida,me ha dejado amiga por otra mujer. Seguía sin entender cómo era posible, si hacía dos noches que cenábamos y estaban tan felices. Selena comienza desde el principio porqué no entiendo nada.

- Una vez que dejo de llorar, y con una voz débil me comenta su ruptura. Anoche cuando me iba a la cama, me dio por abrir su ordenador. Selena, eso no tenias que hacerlo, es privado. Y me comenta. Lo iba apagar cuando vi que tenía una llamada de skipe  Y cual fue mi sorpresa que me encuentro una cara de mujer, y sus comentarios. Javier mi amor. Cuando se lo vas a decir?. Javier responde por favor..........

Y yo Angustiada no sabía que contestarle, ella misma había sacado sus conclusiones, y no era mi problema. ¿Y que hiciste?. Fui directamente a la habitación, lo zarande y gritando le decía Quien es esa mujer que te espera Javier. Quien es esa mujer. El se levanto y sin mirarme se fue directamente a su ordenador y lo apago. Y me miro y me dice. Nada Selena, una simple amiga. ¿Una simple amiga Javier?. ¿Cuando me lo ibas a decir?, ¿Cuando, Cuando. Javier no sabía donde mirar, y yo no me pude contener, y alce la mano y le di una bofetada, de rabia de impotencia. Y sin pensarlo, le abrí la puerta de la calle. Y le digo. Vete, vete. Mañana te mando tus cosas a casa de tu madre. No quiero que me des explicaciones. Me has engañado Javier. Me has destrozado el corazón.

- Yo no sabía que decirle, esperaba que se calmara, pero en mi interior sabía que había tomado el mejor camino.

La Angustia de mi amiga Selena sabía que en pocos días sería menos.

Angustia.


Alicia.

¡Deja algún comentario! 

Artículos relacionados